Valparaíso: ciudad de los cerros a orillas del mar

La ciudad de Valparaíso se presenta como un anfiteatro natural, una bahía rodeada de cerros que poco a poco se han ido poblando, y desde los cuales se tiene la impresionante vista del mejor escenario: el mar.

 

Valparaíso es una ciudad del litoral central de Chile,  y desde mediados del siglo XVI ha sido uno de los principales centros portuarios y comerciales del país.  La topografía del lugar se caracteriza por colinas y una escaza planicie que rodea el mar, donde convergen los ejes administrativo y financiero del país, teniendo sede el Congreso Nacional, el Servicio Nacional de Aduanas, la Armada de Chile,  y el Consejo Nacional de Cultura y Arte.

 
Valparaíso en Chile
Fotografía: Toni Rivera
 

En los cerros habita la mayor parte de la población, y se caracteriza por casas coloniales coloridas, que aprovechan las vistas a través de balcones. Son estas construcciones y su mezcla y resguardo arquitectónico que le valieron a la población el título de Patrimonio de la Humanidad.

 

El desarrollo urbano mezcló la arquitectura hispana junto a otros estilos europeos, principalmente el victoriano. Los materiales de construcción (madera, hierro forjado y acero) comenzaron a usarse en la zona como medida de seguridad ante los inminentes sismos que sufre la región.

 

 Los más de 40 cerros, han sido nombrados a través de los años junto a la evolución urbana, entre los más conocidos se encuentran los cerros Esperanza, Los Placeres, Playa Ancha y Bellavista. Cada cerro tiene sus propias calles y escaleras, y algunos de ellos cuentan con ascensores que conectan las zonas altas con la planicie. Para las personas que no son de la región puede ser un poco difícil ubicarse entre los callejones y las distintas subidas que llevan a los cerros.

 

Los pintorescos ascensores 

Uno de los principales medios de transporte son los ascensores. Fue desde finales del siglo XIX que sus habitantes pudieron disfrutar del servicio de desplazamiento entre los cerros. Es más rápido que cualquier medio de transporte al aprovechar las grandes inclinaciones del terreno. Además conecta sectores a los cuales no se accede con facilidad.

 

Desde 1930 funcionaron 30 funiculares en Valparaíso, pero debido al desgaste del tiempo, los terremotos y deslizamiento de los cerros, se han reducido a la mitad los aparatos que funcionan actualmente.

 

Los ascensores son una gran atracción para los turistas, que se sorprenden por estas cajas pintorescas que llevan a puntos de la ciudad, como los miradores: Portales, O’Higgins, Marina Mercante y Esperanza, con vistas impresionantes de toda la bahía. Siendo el 31 de diciembre el día más visitado por extranjeros que desean observar desde las alturas uno de los mayores espectáculos pirotécnicos del mundo.

 

Subir en uno de estos ascensores es una de los principales encantos. Un desplazamiento único con vistas impresionantes, en las cuales se va mezclando la ciudad, la bahía, y los techos y patios de las casas aledañas. Se viaja de pie y el trayecto se hace como si de un tren se tratase. El destino de llegada para los turistas es un mirador con impresionantes vistas a la playa, al puerto y al resto de la ciudad.

 

Tours en Valparaíso

Ciudad de Valparaíso en Chile
Fotografía: Toni Rivera

Para los turistas que no disponen de mucho tiempo para visitar Valparaíso y centran su viaje en Santiago, existen Day Tours que combinan lo mejor de la ciudad, para un recorrido bastante completo de uno de los balnearios más importantes al sur del continente. Desde sus costas también parten embarcaciones para la observación de fauna marina.

 

Valparaíso cuenta con 36 playas, de las cuales 5 son aptas para bañarse, otras 19 únicamente para tomar el sol, y el resto están prohibidas por su peligrosidad. Algunas de las playas tienen caminos peatonales y restaurantes con increíbles vistas al mar. Los turistas no pueden dejar de degustar las deliciosas empanadas chilenas en su visita al país, y sin duda en Valparaíso se aprecian una de las mejores empanadas de Latinoamérica.

La Sebastiana

Uno de los lugares más memorables de Valparaíso, es La Sebastiana, una de las tres casas que poseía el escritor Pablo Neruda en Chile. Hoy en día funciona como Casa Museo y es visitada anualmente por miles de turistas de todo el mundo. Una verdadera joya de la arquitectura, donde sin lugar a duda se respira poesía.

 
La Sebastiana casa de Neruda en Valparaíso
Fotografía: Toni Rivera
 

Se encuentra ubicada en el Cerro Florida. Neruda solía recibir el año nuevo en esta propiedad con vistas a la bahía. Un lugar privilegiado para recibir el año, por el espectáculo de fuegos artificiales que maravilla año tras año a locales y turistas.

 

Neruda decoró la casa con fotografías antiguas del puerto de Valparaíso y con un gran retrato de Walt Whitman. Luego de tres años de remodelaciones el poeta tenía la casa soñada en la ciudad. Un tiempo antes había encargado a unos amigos buscarle el sitio ideal en la localidad para escribir:  “No puede estar ni muy arriba ni muy abajo. Debe ser solitaria, pero no en exceso. Vecinos, ojala invisibles. No deben verse ni escucharse. Original, pero no incómoda. Ni muy grande ni muy chica. Lejos de todo pero cerca de la movilización. Independiente, pero con comercio cerca. Además tiene que ser muy barata”.

  Ve más viajes por Latinoamérica. GuardarGuardar GuardarGuardar