Punta del este: la cara moderna de Uruguay

A unos ciento treinta y cinco kilómetros de la capital de Uruguay, se encuentra Punta del Este, un paraíso para muchos turistas que duplican la población local cada año en la época de verano. Y es que punta, es una de las playas más cotizadas, siendo uno de los principales balnearios al sur del continente.

   

Nuestro viaje comenzó en Montevideo. Donde alquilamos un vehículo para recorrer la costa uruguaya con mayor facilidad. El trayecto es de menos de dos horas y se disfruta todo el recorrido al pasar por otras ciudades y pueblos que atraen a los turistas por su particular belleza costera. Sumando unos minutos extras al itinerario se pueden apreciar Piriápolis, Punta Colorada, Playa Grande, entre otros puntos interesantes del litoral uruguayo. Algunos tramos de la carretera están enclavados a orillas del río lo que permite tener unas vistas privilegiadas gran parte del tiempo.

 
Punta del Este una ciudad moderna
Fotografía: Toni Rivera
 

Al llegar por carretera a Punta del Este, lo primero que se puede notar es su moderna arquitectura, con grandes edificios muy cerca de las principales playas. Es la cara más fresca de Uruguay, y contrasta con la capital del país que tiene edificios más históricos y un tono un poco más serio.

 

Deportes, actividades y aventuras en Punta del Este

 

En la perla de Uruguay, como se conoce a la ciudad, se unen el Río de la Plata, y el océano atlántico, el primero al oeste con playas más tranquilas y arenas finas, y el segundo al este, perfecto para deportes extremos, por sus olas más fuertes.

   

En el destino turístico más popular de Uruguay, se pueden solicitar una variedad de actividades extremas como paracaidismo, wakeboard, flyboard, kitesurf, buceo, esnórquel, windsurf, kayaks, jet ski, surf,  vela, entre otros. Y algunos deportes en tierra como golf, tenis y polo. Estos atractivos lo equiparan con los destinos costeros más exclusivos del mundo y lo convierten  en el balneario más moderno de la región.

 
Escultura la mano en Punta del Este
Fotografía: Toni Rivera
 

Escultura “la mano” en Punta del Este

 

Uno de los símbolos de Punta del Este, es la escultura llamada popularmente “la mano” o “los dedos”. Una clásica parada para turistas del todo el mundo para tomar las fotografías respectivas de la ciudad. “La mano” fue realizada por el escultor chileno, Mario Irrazábal, en la década de los 80,  y el nombre dado por el artista fue “hombre emergiendo a la vida”, como una advertencia a los bañistas de Playa Brava, por su fuerte oleaje.

   

Dependiendo de la fecha del año, Punta del Este, puede cambiar su aspecto. En verano, de diciembre a marzo, es muy visitada por turistas de todo el mundo, en especial argentinos y brasileros. Pese a ser la mejor temporada para disfrutar del sol y las playas, es más difícil apreciarla, por estar copada de vacacionistas.

     

El resto del año, se pueden apreciar las hermosas vistas, paseos dentro de la ciudad, navegaciones y ecoturismo. El agua puede ser fría en algunos meses, pero siempre se puede disfrutar de otras actividades a orillas del mar, o aventurarse a nadar en temperaturas más templadas.

 

Navegación a Isla de Lobos

 

Nuestros días de visitas fueron muy diferentes entre sí, el sol bastante intenso nos acompañó durante una navegación, en la que decidimos tomar la parte alta del catamarán, y durante la cual, ni el protector solar nos salvó de los fuertes rayos del sol. Los otros días, fueron bastante nublados, y aunque ya el sol y el calor de verano se estaban asomando a Punta del Este, el frío hizo de las suyas, y la neblina brindó un paisaje increíble en la ciudad.

 
Día nublado en Punta del Este
Fotografía: Toni Rivera
 

Entre las actividades más solicitadas, y que el turista no debería dejar de realizar es el paseo a isla de lobos. Desde el puerto de Punta del Este salen las embarcaciones, que recorren poco más de diez kilómetros para llegar a la isla. Allí se puede observar una gran colonia de lobos marinos acostados en la superficie rocosa. En esta isla conviven más de doscientos mil lobos y leones marinos, haciéndola una de las reservas naturales más grande del mundo.

   

Nuestro paseo tuvo un atractivo extra, dos lobitos marinos rescatados unos días antes por una organización sin fines de lucro que tiene sede en la ciudad (Socobioma). Los silenciosos mamíferos nos acompañaron en parte del recorrido, y los voluntarios encargados de su liberación, nos brindaron un espectáculo único: los dos lobos marinos se unieron al resto de su especie con impaciencia, luego de haber pasado unos días entre humanos. Los animales estaban saludables y fuertes, sus rescatistas únicamente tuvieron que hidratarlos y mantenerlos a salvo de una tormenta que hizo que se desviaran de la zona donde viven y apartaran de su manada.

 

El turismo y el ciudado del medio ambiente

 

La navegación también sirve para observar a Punta del Este desde otro ángulo. Una ciudad ideada para el turismo. Realmente cuidada y pensada para que el vacacionista del cualquier lugar del mundo pueda apreciar su belleza paisajística junto a las atractivas construcciones, que hacen más placentera la estadía.

   

La ciudad está muy comprometida con la ecología, y el mantenimiento sostenido de sus playas. Desde hace casi diez años se unió a la jornada mundial de limpieza de las playas. En la recolección participan miles de voluntarios que residen en la zona y esperan seguir brindando calidad y belleza a los temporadistas que los visitan año tras año.

 
Las playas de Punta del Este
Fotografía: Toni Rivera
 

Estilo de vida exclusivo en Punta del Este

 

Pero en Punta del Este no solo se disfruta de la naturaleza y las actividades al aire libre. Esta ciudad es también conocida por sus lujos y su vida nocturna. Es por ello, que es muy frecuentada por artistas y figuras públicas de todas partes del mundo. Su exclusividad y glamour se observa en sus restaurantes, hoteles, clubs, galerías de arte, cines, teatros e impresionantes edificios modernos con vistas al mar.

   

La vida nocturna de la ciudad es muy agitada. Durante la temporada son comunes los eventos y espectáculos musicales, culturales y pasarela de modas. Y aunque el resto del año es bastante más tranquilo, durante el verano, la perla Uruguaya, no duerme.

  Ve más viajes por latinoamérica. GuardarGuardar GuardarGuardar GuardarGuardarGuardarGuardar