Montevideo en Bicicleta: Orange Bike

El turismo no siempre debe que ser igual, hay personas que quieren más libertad, quieren descubrir por si solos el país, ciudad o pueblo que visitan. En ellos pensaron Miguel Márquez y Estella Mitrano al fundar el servicio de alquiler de bicicletas en Montevideo, Orange Bike. Una empresa familiar que unió su afición por la naturaleza y la convicción que la capital de Uruguay se prestaba para esta clase de turismo.

   
 

También en Montevideo está creciendo la tendencia por realizar turismo en bicicletas. Ciudades de Latinoamérica como Santiago de Chile, Sao Paulo, Buenos Aires y Bogotá ya ha adoptado este método para atraer turistas.

 

Orange Bike nació inspirada en la Bicicleta Naranja de Buenos Aires y en otros emprendimientos de alquiler, que usaban este medio de transporte de forma recreacional y turística, para atraer a visitantes de todo el mundo que desearan tener unas vacaciones más ligadas al medio ambiente y la actividad física.

 

Orange Bike y sus opciones a los clientes

 
Orange Bike
Fotografía: Toni Rivera
 

Uno de los grandes atractivos de Montevideo es una gran rambla o malecón con ciclovías, que permite al turista recorrer la ciudad a orillas del Río de la Plata, y conocer sus alrededores. Orange Bike se encuentra en constante renovación de ideas para saber qué quiere el público, y de esta manera ofrecer un producto de calidad en Montevideo. Es por ello que proporcionan otras opciones a los usuarios para la tranquilidad, confort, y disfrute.

 

Orange Bike también está aumentando su público local, apuntando a aquellos que desean pasear los fines de semana, pero que no cuentan con bicicletas por los espacios reducidos en apartamentos, o por practicidad al no ser un medio de transporte del día a día.

 

Una de las preocupaciones de los integrantes de Orange Bike es la carencia estaciones de parking para las bicicletas y la falta de una red de carriles de bicicletas dentro de las principales intercepciones de la ciudad. Concuerdan en que existen todavía una brecha para que Montevideo se convierta en una capital que adopte las bicicletas como un medio constante de transporte, pero para cambiar esta mentalidad primero hay que emprender una serie de proyectos que inciten su uso. La rambla ya es un gran inicio.

  Ve más reportajes Al Sur de América. GuardarGuardar GuardarGuardar GuardarGuardar GuardarGuardar