La hipoterapia como método de rehabilitación efectivo

Las terapias alternativas se han venido convirtiendo en una excelente opción, y la hipoterapia es una de las más recomendadas por algunos por los beneficios que ofrece. En Santiago de Chile se encuentra CRIN, un centro que atiende niños y adultos con algún tipo de problema de movilidad.

hipoterapia
Luciano Marelli/ Pixabay

Alrededor del mundo existen terapias complementarias a la medicina tradicional, que ofrecen a los pacientes la opción de tener un tratamiento distinto. La zooterapia puede resultar más agradable para las personas, porque propone una rehabilitación sin estar encerrados en un consultorio, sino que en cambio, aprovecha espacios abiertos y la interacción con animales para lograr resultados.

El Centro de Hipoterapia CRIN trabaja con caballos entrenados especialmente para la actividad. Los beneficios se dan gracias al aprovechamiento muscular que genera el caballo a favor del paciente. Es decir, el equino hace que los músculos del jinete se activen y el sistema nervioso central reciba estas instrucciones de movimiento.

La hipoterapia con especialistas

Para lograr los mejores resultados la terapia se realiza con la supervisión de kinesiólogos, que garantizan que todo se está ejecutando de forma correcta, y así evitar accidentes. Los kinesiólogos se apoyan en los médicos de cabecera de cada paciente para conocer su historial, como enfermedades, fracturas y alergias que pueda tener.

Hipoterapia
Mabel Amber/ Pixabay

Los beneficios son variados y dependerán de la condición del paciente, así como también variarán los ejercicios de rehabilitación. Por eso que cada jinete tiene un programa personal de trabajo y se evalúa en cada sesión de forma independiente.

El Centro de Hipoterapia CRIN nació como una respuesta a las necesidades de una parte de la población. El camino para su apertura no fue fácil, pero las puertas se fueron abriendo poco a poco, para llegar a instaurar una terapia que ayuda a cientos de personas.

En CRIN reciben a niños y adultos derivados de diferentes centros, para poder atenderlos a todos, cuenta con un sistema de becas, con la ayuda de empresas privadas y donaciones particulares.

Los testimonios de recuperación o mejoría, son el mejor impulso para estos kinesiólogos. Allí son innumerables las historias de personas que han logrado mejorar su movilidad y su calidad de vida.