El Bosque Santiago y su papel en la educación ambiental

El Bosque Santiago, se encuentra dentro del Parque Metropolitano de la capital de Chile. Es uno de los bosques urbanos más grande que existen en el mundo. El Parque Metropolitano cuenta con un 75 % de áreas verdes, y es el segundo lugar más alto de Santiago, desde donde se puede observar toda la ciudad.

El Bosque Santiago se conoce como una gran sala de clases de educación ambiental al aire libre, donde se enseña sobre reforestación, conservación de los ecosistemas, el respeto por la naturaleza, y el desarrollo cultural.

El centro de instrucción del Bosque Santiago

La educación impartida en el Bosque Santiago va más allá de la teoría y la observación, también enseñan a los más pequeños desde una perspectiva creativa, invitándolos a usar su imaginación dentro de este bosque. Para el programa educativo cuenta con un vivero, exhibición de fauna chilena, colmenas, senderos interpretativos, estaciones de reciclaje y compostaje, planta de tratamiento de aguas servidas y 60 hectáreas de reforestación con flora nativa.

Este centro de educación busca crear conciencia ambiental a través de la reforestación de especies nativas y restauración de ecosistemas degradados. Durante el recorrido por el Bosque Santiago, también se enseña a los niños las diferencias entre los  ecosistemas de Chile, los cuales poseen una gran diversidad a causa del clima. En la estación de colmenas, intentan enseñar a los niños sobre las abejas, y el rol que estas cumplen, tratando de concienciar sobre la vida e importancia de su subsistencia.

Al ingresar al bosque es necesario preparar el oído, ya que, a través del sonido se podrán reconocer muchas de las aves que habitan allí. El reciclaje y compostaje también son temas claves que se tratan por los guías,  y así mostrar a los pequeños sobre las opciones que existen para no perjudicar el medio ambiente.

Bosque Santiago. Chile
Fotografía: Toni Rivera

Modelo de restauración de los ecosistemas chilenos

El centro educativo cuenta con una planta de tratamiento, la cual procesa las aguas servidas y funciona a través del trabajo de lombrices y la luz ultravioleta, pudiendo ser reutilizada en el riego de las áreas forestales y jardines.

El centro de educación ambiental Bosque Santiago estima consolidarse y ser ejemplo con el modelo de restauración ecosistémica de Chile. Para cumplir con esta labor poseen un  vivero productivo de especies nativas, en donde se estudian, investigan, reproducen y cultivan más de cien mil plantas anualmente, y  donde se enseñan las características de cada especie, a las cuales muchas personas no tienen acceso y por ende desconocen.

Durante el recorrido se pueden observar  cuatro lagunas artificiales, que recrean un ecosistema de humedales, estas sirven de hábitat para diferentes especies vegetales y animales.

Este centro de educación que comenzó sus labores en el año 2003, toma todos los pequeños detalles a su alrededor, para adentrar a los niños en la naturaleza y que el recorrido por Bosque Santiago sea inolvidable y represente un cambio en la forma de pensar, e influya positivamente en las decisiones futuras de los jóvenes hacia el medio ambiente.